5 productos de limpieza que no deberías mezclar.

 En Sin categoría

5 productos de limpieza que no deberías mezclar.

 

En ocasiones cuando vamos a limpiar intentamos tendemos a mezclar algunos productos, pensando que así van a ser más eficaces, pero no siempre es así, hay veces que, en vez de beneficiarnos, nos perjudica.

A la hora de limpiar debemos mantener ciertas reglas o normas de seguridad, para evitar daños tanto en la superficie que estemos limpiando, como a nosotros mismos. En este blog te mostramos los productos de limpieza que no debes mezclar:

 

  1. Lejía con amoniaco:

Esta mezcla es de las más peligrosa ya que produce vapores que pueden causar daños en el sistema respiratorio. A demás cuando se dan altas concentraciones de amoniaco pueden producir una sustancia altamente tóxica y potencialmente explosiva.

 

  1. Lejía con alcohol en gel:

La combinación de ambos químicos produce cloroformo y ácido muriático. Estos compuestos pueden producir daños en el sistema nervioso, pulmones, riñones, hígado, ojos y piel.

 

  1. Lejía con vinagre:

A pesar de que puede sonar factible, no lo es, juntos son bastante perjudiciales. El hecho de mezclarlos genera un gas que al respirarlo puede causar mareos, irritar las vías respiratorias y los ojos, produciendo tos y enrojecimiento.

 

  1. Vinagre y bicarbonato de sodio:

Es cierto que no es tan palo como parece, pero tampoco 100% recomendable, aunque sea algo que se ha usado desde siempre, debemos de tener algunos aspectos en cuenta a la hora de usarlo.

Debemos tener en cuenta que al mezclarse se produce ácido acético y esto produce acetato de sodio. Si se utiliza en un espacio sin ventilación podría causar una explosión.

 

  1. Vinagre y agua oxigenada:

Al mezclar estos dos productos en un recipiente se obtiene ácido peracético que, en concentraciones altas, puede irritar e incluso dañar la piel, ojos, garganta, nariz y pulmones.

 

Al usar cualquier producto de limpieza, no debe olvidar estas indicaciones:

  • Evitar cambiar el producto de envase, y dejar puesta las etiquetas que trae originalmente.
  • No abusar del uso de lejía y amoniaco en el hogar.
  • Cuando uses productos de limpieza que pueden ser perjudiciales, aclara luego la superficie con abundante agua.
  • Mantenerlas normas de seguridad y seguir siempre las indicaciones de uso del fabricante.
  • Mantener todos los productos de limpieza fuera del alcance de los niños.

En Comercial Dona somos expertos en proveer productos de limpieza adaptados a cada sector profesional. Calidad y resultados Comercial Dona, contacta con nosotros.

 

 

Publicaciones Recientes